FILADELFIA -- Tarde o temprano tenía que pasar. Los Filis no podía dejar pasar tantas oportunidades y mucho menos Ryan Howard. Un jonrón productor de tres carreras de su estelar toletero llevó el domingo a Filadelfia a una paliza 10-2 sobre los Rays de Tampa Bay, quedando a sólo un triunfo de conquistar la segunda Serie Mundial de su historia.

Howard, el líder de jonrones e impulsadas esta temporada en las mayores, la desapareció por segunda noche seguida con su cuadrangular sobre el muro del bosque izquierdo en la parte baja del cuarto inning. También disparó un jonrón de dos anotaciones en el octavo para decretar el resultado definitivo.

El primer vuelacercas de Howard enfiló a los Filis a sacar una ventaja 3-1 en el Clásico de Otoño, en un juego en el que su abridor Joe Blanton se convirtió en el primer lanzador en sonar un jonrón después de 34 años en la serie.

La defensa de los Rays no estuvo acertada, mientras que los bates de Carlos Peña y Evan Longoria siguieron congelados. Sus dos mejores artilleros fueron en blanco en siete turnos entre sí, y ninguno ha conectado de hit en toda la serie.

Filadelfia irá el lunes por segunda corona y primera desde 1980 con Cole Hamels en el montículo frente a Scott Kazmir. Mejor carta no podrán tener los Filis: Hamels ganó sus cuatro aperturas de la actual postemporada, incluyendo el primer partido, y tiene una efectividad sublime de 1.55.

Tratarán de sentenciar las cosas en su estadio Citizens Bank Park, donde exhiben un récord de 6-0 este octubre.

"Será un verdadero pandemonio", declaró Howard sobre si los Filis logran adjudicarse el campeonato. "Esto será de locos. Hasta me da miedo imaginarmelo".

La constante de los Filis en esta serie han sido sus problemas con hombres en posición de anotar. Apenas habían conectado cuatro hits en 43 situaciones de corredores en segunda y tercera portunidades antes del jonrón de Howard. Y los tres hits habían sido dentro del cuadro interior.

Howard pescó una curva que Andy Sonnastine, el abridor de los Rays, dejó flotando por el plato para poner arriba 5-1 a los Filis.

Blanton disparó su jonrón en el quinto ante Jackson para convertirse en el primer lanzadores en pegar un batazo de vuelta completo en una Serie Mundial desde que Ken Holtzman de Oakland lo hizo en 1974.

"Lo hice de la misma forma desde que llegué aquí: cerré mis ojos y abanicar por si acaso", dijo Blanton.

Las cosas le salieron a pedir de boca para los Filis desde el comienzo, cuando Jimmy Rollins anotó la primera carrera después que ligó un sencillo.

Previo al jonrón de Howard, Pat Burrell recibió un pasaporte con las bases llenas y el dominicano Pedro Feliz añadió un sencillo remolcador ante un Sonnanstine que no pudo asentarse en el montículo.

Blanton, a quien adquirieron a mitad de temporada en un canje con Oakland, lanzó seis entradas sólidas con pelota de cuatro y dos carreras, con siete ponches.

Cuatro relevistas se encargaron del resto, con el puertorriqueño J.C Romero encargándose de cerrar la puerta en el noveno, ponchando a los dos últimos bateadores.

Howard disparó su segundo jonrón de la noche ante Trevor Miller, con Chase Utley en circulación. EL batazo vino después que Jayson Werth también la desapareció con uno bordo frente a Dan Wheeler.

Los Rays, en cambio, parecieron caer presa de los nervios.

Luego que Rollins abrió el primero de los Filis con un sencillo, los de casa tuvieron corredores en las esquinas con un out. Howard vino a batear y conectó un machucón directo a Sonnanstine con Rollins corriendo rumbo al plato. Sorprendido, Rollins trató de regresar a tercera y Sonnanstine le tiró la pelota a Evan Longoria, quien trató de tocar con el guante al corredor. El umpire de tercera Tim Walke cantó quieto, aunque por televisión se apreció que Longoria rozó a Rollins por detrás.

Acto seguido, Burrell fue transferido para adelantar 1-0 a los Filis. Pero se perdieron hacer más daño cuando Shane Victorino conectó una roleta que forzó un out en el plato y Feliz falló en un elevado.

El segundo error en el juego del intermedista Akinori Iwamura allanó el terreno para un sencillo remolcador de Feliz en el tercero.

Sonnastine no pasó del cuarto inning, despidiéndose con una faena de seis hits y cinco carreras permitidas. Dio tres boletos y ponchó a dos antes de ser relevado por Edwin Jackson.

Sendos jonrones solitarios de Carl Crawford y Eric Hinske, en el cuarto y quinto innings, remolcaron las únicas carreras de Tampa Bay. Los Rays suman 25 jonrones en esta postemporada y están a dos del récord de 27 que los Gigantes de San Francisco fijaron en el 2002.

Los Rays saben que están con la espalda contra la pared, pero no se rinden.

"Tenemos que ganar una a la vez. Primero hay que ganar el juego de mañana para volver a casa", declaró el receptor venezolano Dioner Navarro. "Esto es un poco frustrante, pero seguimos optimistas".

Por los Rays, los dominicanos Carlos Peña de 3-0 y Willy Aybar de 1-1. El venezolano Dioner Navarro de 4-1.

Por los Filis, el dominicano Pedro Feliz de 4-2, una remolcada. El panameño Carlos Ruiz de 4-1.