(AP)

NUEVA YORK - Para los Yankees, el primer paso firme hacia la organización de su roster para el 2013 se dio la semana pasada con el anuncio de la contratación del sólido abridor japonés Hiroki Kuroda por un año y $15 millones para volver a vestir el uniforme a rayas.

Teniendo como prioridad la rotación abridora, los Yankees también tienen la esperanza de que el veterano Andy Pettitte confirme pronto su regreso al club neoyorquino.

Se espera que Pettitte dé a conocer su decisión esta misma semana, por lo que es posible que los Yankees podrían estar en buena posición de acaparar los titulares en las Reuniones Invernales, que comienzan el próximo lunes en Nashville.

"Se siente como que el paso ha sido un poco lento este invierno, pero también sé que la paciencia es parte del proceso", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman.

A pesar de su avanzada edad (38 años en febrero), Kuroda encajó en la rotación de los Yankees porque estuvo dispuesto a regresar bajo contrato de un año, lo que dice mucho del lugar en que los Bombarderos del Bronx se encuentran de cara a las Reuniones Invernales.

La imagen de los Yankees de un club económicamente agresivo no existe este invierno. Su dueño Hal Steinbrenner ha decretado que la nómina del equipo debe quedar por debajo de los $189 millones para el 2014, lo que explica por qué los Yankees no han sido ligados a agentes libres de peso como Josh Hamilton y el abridor Zack Greinke.

A pesar de ello, los Mulos aún tienen varios huecos que llenar de aquí al arranque de los entrenamientos primaverales, y se espera que para entonces varios peloteros clave ya no estén con el club.

El posible regreso de Pettitte fortalecería una rotación que proyecta incluir a CC Sabathia, Kuroda, Phil Hughes y al dominicano Iván Nova o David Phelps por el momento.

"Nos gustaría reforzarla, darle más profundidad y fortalecerla", manifestó Cashman.

Se espera que haya una vacante en el jardín derecho, ya que se anticipa que Nick Swisher busque un contrato multianual con otro equipo en la agencia libre, y las esperanzas de los Yankees de retener al relevista Rafael Soriano son pocas, ya que el dominicano decidió salirse de su contrato y probablemente firme con otro club como taponero.

Los Yankees, por supuesto, creen que el puesto de cerrador lo ocupará el mejor de todos los tiempos en ese departamento, Mariano Rivera. Se espera que Cashman y el agente del panameño, Fernando Cuza, se reúnan pronto para negociar un contrato que mantenga a Rivera con el uniforme a rayas luego de que éste anunciara su deseo de volver a lanzar tras sufrir una seria lesión en mayo pasado.

"Estamos en pláticas, esperamos concretar algo pronto", indicó Rivera a principios de este mes.

Sin contar con un aparente reemplazo dentro de la organización, los Yankees tienen interés en volver a firmar al receptor Russell Martin, quien según reportes está a la espera de una oferta para jugar en su tercera temporada con Nueva York.

"Se trata de una posición físicamente demandante y Russell sabe manejarla muy bien", elogió Girardi. "Estoy seguro de que otros equipos van a estar interesados en Russell, al igual que nosotros".

Los Yankees también han escuchado rumores de que la primera opción del japonés Ichiro Suzuki es permanecer en Nueva York, con quien tuvo una exitosa mitad de temporada tras llegar de los Marineros en la fecha límite de julio.

Los Yankees ven a Derek Jeter en el lineup del Día Inaugural, y rumores acerca de un potencial mega canje que involucraría a Alex Rodríguez - historia que le añadió controversia a su pésima postemporada - han sido negados categóricamente por Cashman, quien dejó en claro que pretende contar con Rodríguez para que sea el tercera base titular de los Yankees en el 2013.

El masivo contrato de Rodríguez - $114 millones de aquí al 2017 - y el derecho a no ser cambiado hacen de cualquier potencial canje que lo involucre una pesadilla en la logística.

Con la cifra impuesta de $189 millones en la nómina para el 2014 siendo un obstáculo para ofrecer lucrativos contratos multianuales, Cashman enfrentará el reto de demostrar su creatividad si los Yankees quieren repetir como campeones de división.

"Nunca dije que no estamos dispuestos a ofrecer contratos multianuales. Nunca dije que no podemos", subrayó Cashman. "Somos capaces de hacer muchas cosas, pero tenemos preferencias bien definidas. Se las haremos saber directamente a los agentes".