Fernando Valenzuela (izq) toma parte en los entrenamientos de la selección mexicana. (David Venn/LasMayores.com)

GLENDALE, Arizona - Cuando se habla del pitcheo que trae la selección mexicana para el Clásico Mundial de Béisbol 2013, nombres conocidos no faltan.

Cuando se menciona a Yovani Gallardo, Marco Estrada y Luis Alonso Mendoza entre los abridores, junto a relevistas como Sergio Romo, Oliver Pérez y Alfredo Aceves, hay un mundo de experiencia en la Gran Carpa.

Así mismo lo ve el coach de pitcheo del equipo mexicano, la leyenda Fernando Valenzuela.

"El estado del pitcheo luce bastante bien, la mayoría con experiencia de Grandes Ligas", le dijo Valenzuela a LasMayores.com en el Camelback Ranch, sede de los entrenamientos los Dodgers y los Medias Blancas y donde también entrena la selección mexicana de cara al Clásico.

El "caballo" de la rotación se trata del as de los Cerveceros, Gallardo, quien sólo espera lanzar un inning simulado el martes para recibir el visto bueno para tirar en el evento, luego de sufrir una leve molestia en la ingle la semana pasada. Y en cuanto a Romo se refiere, México cuenta con nada más y nada menos que el cerrador de los campeones de la Serie Mundial del 2012, Sergio Romo.

Gallardo, Estrada, Mendoza y el veterano Rodrigo López están listos para llevar la rotación, mientras que Romo cuenta con el apoyo en el bullpen de Pérez, Aceves, Fernando Salas, Javy Guerra y Dennys Reyes, entre otros.

"Creo que el equipo, por ese departamento del pitcheo, se ve bastante fuerte, bastante sólido, tanto entre los abridores como el relevo", comentó Valenzuela. "Está bastante completo."

SALUD ANTE TODO
Los Cerveceros expresaron su preocupación por la salud de Gallardo, piedra angular de su cuerpo monticular. En sentido general, ése es el mayor inconveniente con el Clásico: los brazos de los lanzadores y cuánto pueden aguantar a esta altura de año en un evento que, en teoría, se toma tan en serio.

Para tratar de proteger a los pitchers, los organizadores del evento les han puesto nuevos límites a los equipos en torno a los serpentineros. En la primera ronda del torneo, ningún lanzador podrá pasarse de 65 pitcheos en un juego. El límite para la segunda ronda será de 80, mientras en las semifinales y final el máximo será de 95.

Además, hay otros reglamentos que limitan los días que puede tirar un lanzador, con el fin de preservar su salud.

De su parte, Valenzuela está de acuerdo.

"Eso se viene usando también para los juegos de entrenamiento; es algo que se (usa) para proteger al jugador y estoy de acuerdo", comentó el Toro, quien en su ilustre carrera de Grandes Ligas fue líder de la Liga Nacional tres veces tanto en juegos completos como en bateadores enfrentados. "En los últimos años es lo que se ha utilizado en el béisbol de Grandes Ligas. Cuenta mucho ese número de lanzamientos.

"Por eso también los equipos tienen la oportunidad de traer a más lanzadores. Se expande el roster para estar preparados. Es lo correcto."

EL TORO, VIGENTE EN EL BÉISBOL MEXICANO
Por supuesto, si en el apogeo de Valenzuela en los Dodgers hubiera existido un Clásico Mundial, el sonorense hubiese sido el primero en la lista de lanzadores en un roster ideal de México. Y el Toro afirma que hubiera aceptado con mucho gusto.

"Claro que sí", dijo al respecto. "Creo que es una buena experiencia participar y representar tu país. Realmente a mí me hubiera gustado."

Valenzuela, autor de 173 victorias en Grandes Ligas y considerado el mejor lanzador que ha dado México en su historia, está contento de estar una vez más como coach de pitcheo de la selección, tal como lo hizo en el 2006 y el 2009.

"Es una buena oportunidad para seguir en el béisbol", manifestó. "Esa ha sido mi carrera toda la vida, de estar en el ambiente del béisbol.

"Ahora ha habido esta oportunidad de representar mi país, México, en este Clásico Mundial. Estoy contento de ser partícipe en este evento."