Los Indios pretenden retar a los Tigres en la División Central de la Liga Americana.

NUEVA YORK - Si los Indios logran llegar a la postemporada este año por primera vez desde el 2007, se lo habrán ganado a pulso. La campaña del 2013 no ha sido nada fácil para Cleveland, que recibió otro golpe fuerte en esta semana.

Esta vez, se trató del campocorto Asdrúbal Cabrera, quien se lesionó el cuádriceps derecho durante una derrota ante los Yankees en el Bronx. El venezolano tuvo un lento comienzo de la temporada, pero en sus últimos 28 partidos, tiene promedio de .288 con slugging de .505.

El bateador ambidiestro ha sido convocado al Juego de Estrellas dos veces en su carrera y batea tercero en la alineación de la Tribu. Aun cuando no tiene una temporada destacada, es un jugador bueno y tiene campañas sólidas. Su equipo, que está en plena lucha en la División Central de la Liga Americana y el Comodín, lo echará de menos.

El primer bate Michael Bourn también estuvo 3 1/2 semanas en la lista de incapacitados. El taponero Chris Pérez está fuera de acción, al igual que el abridor Brett Myers. Nick Swisher se perdió algunos partidos.

Ese tipo de problemas fácilmente hunde a un equipo cuyo éxito no es más que una simple casualidad. Muchos clubs tienen un roster titular fuerte, pero carecen de la profundidad necesaria para superar las lesiones que surgen durante el curso de una temporada. Este equipo de Cleveland da la impresión de ser un poco más fuerte. Los Indios del 2013 no necesariamente tienen que desmoronarse ante la ausencia de Cabrera, quien ingresó a la lista de lesionados de 15 días.

"Creo que lo que hace bueno a este equipo y lo que al final nos favorecerá, es el hecho de que tenemos bastante profundidad - jugadores que pueden salir de la banca y que representan amenazas sin importar a qué equipo nos estemos enfrentando", dijo el serpentinero Justin Masterson.

También parece existir una expectativa de que las cosas seguirán iguales. Una de las responsabilidades de un manager es influir en la cultura de su equipo. Las expectativas son importantes y ahora los Indios tienen a un capataz cuya expectativa - no esperanza, sino expectativa - es que el club siga haciendo las cosas como se deben.

"(Cabrera) es uno de nuestros mejores jugadores", dijo el piloto, Terry Francona. "Pero un muchacho como Michael Brantley puede llenar el hueco (bateando tercero). A nadie le gusta estar sin sus jugadores, pero no se puede poner eso como excusa. Regresaremos con un orden de bateo un poco diferente e intentaremos ganar".

Aunque Brantley probablemente ocupe el puesto de Cabrera en el lineup, su lugar en el cuadro interior pasa a otro jugador bastante bueno, Mike Avilés, de 32 años de edad. De por vida, Avilés batea para .277 con slugging de .408 y es capaz de jugar a diario. Quizás la ausencia de Cabrera cause alguna resaca, pero no tiene que ser fulminante para la Tribu.

De manera similar, cuando los Indios estuvieron sin Bourn, Drew Stubbs lo sustituyó a la defensa, aunque quizás no pudo reemplazarlo al bate. Vinnie Pestano es capaz de suplir a Pérez. Y aun sin Myers, la rotación de Cleveland ha sido una sorpresa grata este año.

"Se trata de una actitud que no permite excusas", dijo Swisher. "No vamos a señalar a nadie en particular. Tenemos que levantarnos uno al otro… consideramos que tenemos una gran escuadra aquí. Sólo es cuestión de seguir luchando y nuestra situación mejorará".

Las lesiones no representan el único obstáculo que enfrentan los Indios en estos momentos. La Tribu ha perdido 11 de sus últimos 15 juegos y las cosas no se ponen más fáciles. Después de su serie en el Bronx, Cleveland tendrá que medirse en la ruta a dos equipos fuertes: Detroit y Texas. Jason Kipnis, Mark Reynolds y Swisher atraviesan por malas rachas ahora mismo y la ofensiva del equipo ha decaído.

En años recientes, semejantes contratiempos a mediados de la temporada hubiesen acabado con las aspiraciones de Cleveland de ver acción en los playoffs. Pero este año, gracias a un roster más profundo y más versátil, y quizás también a su nuevo manager, el guión no tiene que ser el mismo.