NUEVA YORK -- Todo luce indicar que se acerca el momento de Miguel Sanó en los Mellizos de Minnesota.

El toletero dominicano ha exhibido un poder impresionante desde el 2011 en el sistema de los Mellizos, con un total de 92 jonrones en dos temporadas y media entre el nivel de novatos y Doble-A.

A sus 20 años, Sanó ha cumplido con las expectativas de la organización de Minnesota, que lo firmaron por un bono de US$3.15 millones en octubre del 2009. Con su buen desempeño en la caja de bateo ha llegado el premio de ser convocado al Juego de las Futuras Estrellas del 2013.

"Para mí significa algo grande", le dijo Sanó a LasMayores.com acerca de su convocación al evento, parte de las actividades del 84 Juego de Estrellas en el Citi Field de Nueva York. "(Es grande) para mí y para mi familia, mi mama, viendo a su hijo jugar en un estadio grande de Grandes Ligas y compitiendo con Estados Unidos y los peloteros del mundo".

Sanó, el prospecto número 1 de los Mellizos según MLB.com, ya fue ascendido este año de Clase-A Avanzada Beloit a Doble-A New Britain.

Entre ambas sucursales ha agotado 294 turnos oficiales, con promedio de .293, porcentaje de embasarse de .388 y slugging de .609. Lleva un total de 22 cuadrangulares. 19 dobles, cuatro triples, 64 anotadas y 66 empujadas. Su OPS (porcentaje de embasarse más slugging) es de un impresionante .997.

"He mejorado en varias cosas y he trabajado duro", dijo Sanó sobre su progreso desde el 2011.

Con todo lo bueno que ha logrado Sanó hasta ahora, sí persisten algunas cosas que el quisqueyano debe mejorar.

Por ejemplo, se ha ponchado 91 veces en esos 247 turnos al bate. Además, la transición a Doble-A no ha sido la más fácil hasta ahora. Con los Rock Cats ha registrado promedio de apenas .203 en 88 turnos oficiales, pero sí ha mantenido el poder con seis jonrones, 18 empujadas y OPS de .805.

Son los tropezones normales para un jugador talentoso que va subiendo desde liga menor-al menos así ven las cosas Sanó y los Mellizos.

La meta, por supuesto, es integrar lo más pronto posible el equipo grande de Minnesota, que por casualidad estuvo jugando en Nueva York contra los Yankees al mismo tiempo que Sanó participó en el Juego de Estrellas aquí en Queens.

"Eso está en que el equipo se decida y nos dé el chance de jugar en Grandes Ligas", dijo Sanó al respecto. "He trabajado bastante duro para eso".

En el 2011 el venezolano José Altuve participó en el Juego de las Futuras Estrellas y, al año siguiente, representó a los Astros en el Juego de Estrellas de Grandes Ligas. Es un caso poco común y mucho pedirle a cualquier pelotero joven. Pero cuando se trata de Sanó, da la casualidad de que el Clásico de Media Temporada del 2014 se efectuará precisamente en el Target Field de Minneapolis, sede de los Mellizos.

Soñar no cuesta nada.

"Me gusta participar en el Juego de las Futuras Estrellas. Es bastante emocionante y me siento bastante contento por estar aquí compartiendo con todos mis amigos y todos mis compañeros", manifestó Sanó. "Pero también me gustaría participar en el Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas. Si Dios lo permite me van a dar el chance".