Alex Rodríguez (AP)

TAMPA, Florida -- Un doctor al que Alex Rodríguez acudió para una segunda opinión --uno que contradijo que el miércoles contradijo el diagnóstico de los Yanquis de Nueva York de que el tercera base padece una lesión en la pierna izquierda-- recibió una reprimenda este año por la junta médica del estado de Nueva Jersey por recetar esteroides.

Rodríguez está dentro de un grupo de más de media docena de jugadores que son investigados por Grandes Ligas por sus presuntos vínculos con una clínica en Florida, acusada de distribuir sustancias dopantes.

La junta médica de Nueva Jersey presentó su reprimenda contra el doctor Michael Gross el 13 de febrero por su conducta en su práctica en el "Active Center for Health & Wellness".

"La junta ordenó y el doctor Gross aceptó recibir una reprimenda formal por permitir que un individuo que había completado los estudios en la facultad, pero sin licencia médica para el cuidado y tratamiento de pacientes en el centro, y no asegurar de manera adecuada el tratamiento apropiado de pacientes con prescripciones de hormonas, incluyendo esteroides, en el centro", de acuerdo con la síntesis del caso que aparece en el portal de Internet de la división de asuntos del consumidor de la fiscalía de Nueva Jersey.

El ortopeda recibió una multa de 30.000 dólares y deberá pagar 10.000 dólares en costos.

El diario The New York Daily News fue el primer medio en informar sobre la reprimenda el miércoles, y añadió que Grandes Ligas empezará a investigar al respecto.

Horas antes, Rodríguez llegó de nuevo a las instalaciones de ligas menores de los Yanquis, tres días después de sufrir una distensión en el muslo izquierdo en el último día de su rehabilitación.

Rodríguez pasó poco más de cuatro horas en las instalaciones antes de marcharse.

"Me siento muy bien. Es todo lo que voy a decir", declaró Rodríguez al salir, luego de bajar la ventanilla de la camioneta deportiva en la que iba. Acto seguido, subió de nuevo la ventanilla, hizo una señal de aprecio a los periodistas, con los pulgares arriba, y se fue.

A-Rod, que cumple 38 años el sábado, se recupera desde enero de una cirugía de la cadera. Bateó .250 (de 40-8), con dos jonrones y ocho remolcadas en 13 partidos de ligas menores antes de la lesión.

Nueva York informó que el pelotero fue enviado a Tampa para "descansar y recibir tratamiento". Los Yanquis no han dicho si lo enviarán a otra tarea de rehabilitación.