SAINT PETERSBURG, Florida -- Curtis Granderson conectó un elevado de sacrificio en la undécima entrada para que los Yanquis de Nueva York evitaran la barrida en la serie de tres juegos, al imponerse el domingo 3-2 a los Rays de Tampa Bay.

El dominicano Alfonso Soriano comenzó el ataque decisivo con un doblete ante Jamey Wright (2-2), cuando había un out. Se robó la antesala y anotó gracias al globo de Granderson al jardín central.

El panameño Mariano Rivera, quien actuó por última ocasión en un juego de temporada regular en el Tropicana Field, fue ovacionado de pie por los espectadores antes de sacar los últimos tres outs del duelo, para su 38vo salvamento. El taponero planea retirarse después de esta campaña.

Como emergente, Alex Rodríguez abrió el décimo episodio con un sencillo al jardín central, ante Wright, y avanzó a la intermedia gracias a un sacrificio de Brett Gardner. Luego, Rodríguez fue retirado en una doble matanza, pues Wright atrapó una línea de Ichiro Suzuki, la cual parecía encaminarse al jardín central.

A-Rod, quien ha apelado la suspensión de 211 encuentros que le impusieron las Grandes Ligas, recibió abucheos cada vez que visitó la caja de bateo durante la serie, en la que se fue de 9-2 con dos ponches.

El manager de Nueva York, Joe Girardi, envió a Rodríguez a la banca para el comienzo del último duelo de la serie, a fin de darle descanso tras un juego nocturno.

El dominicano Robinson Canó aportó un jonrón y dos impulsadas por los Yanquis. Boone Logan (4-2) se llevó la victoria.

Por los Yanquis, los dominicanos Canó de 5-3 con una anotada y dos producidas, Soriano de 5-2 con una anotada, Eduardo Núñez de 5-1.

Por los Rays, el venezolano José Lobatón de 1-0. El cubano Yunel Escobar de 3-0. El puertorriqueño José Molina de 2-0.