ST. PETERSBURG - De las pocas cosas positivas que se puede sacar de una temporada perdedora es la oportunidad de evaluar el talento joven.

Los Angelinos, con marca de 58-71 ahora mismo, pueden aprovechar las últimas cinco semanas de la campaña para saber cuáles de sus jugadores novicios pueden causar un impacto en el 2014.

En un equipo con una nómina tan concentrada en unos pocos jugadores-el dominicano Albert Pujols, Josh Hamilton, Jered Weaver y C.J. Wilson-es crucial contar con la producción de jugadores con cero a tres años de servicio en Grandes Ligas. Dicha situación es acentuada cuando el colombiano Ernesto Frieri, Mark Trumbo y Peter Bourjos estarán elegibles para el arbitraje por primera vez en sus carreras para este invierno.

Con el talentoso infielder Grant Green, adquirido de los Atléticos por el venezolano Albert Callaspo, los Angelinos podrán ver qué tan dispensable será el segunda base Howie Kendrick. Con Chris Nelson, reclamado en waivers, podrán ver cuánto énfasis tendrán que poner en la posición de tercera base. Y con Cory Rasmus, quien llegó en un cambio desde Atlanta por Scott Downs, esperan haber encontrado una buena pieza para el bullpen.

"A veces es importante ver lo que no puede hacer un jugador, en vez de ver lo que puede hacer", dijo el manager de los Angelinos, Mike Scioscia. "Cuando los muchachos están jugando en Grandes Ligas, sin importar la situación, debes saber evaluarlos, sus habilidades y cómo encajan en tus planes para el futuro.

"Muchos de estos jóvenes están recibiendo sus oportunidades", continuó el piloto. "Van a seguir recibiendo esas oportunidades para nosotros ver qué pueden hacer".

En ese sentido, la campaña del 2013 ha producido par de puntos positivos en Anaheim: J.B. Shuck y Garrett Richards.

Schuck tiene menos de 400 veces al plato hasta ahora, pero se ha visto como un buen bateador de contacto. Lleva promedio de .292 con porcentaje de embasarse de .331. Su producción podría darle algo de flexibilidad a la gerencia de los Angelinos de cara al 2014.

Con Richards, quien lleva efectividad de 2.75 en seis aperturas desde que ocupó el puesto de Joe Blanton en la rotación, es posible que el equipo por fin tenga lo que más ha querido: un abridor joven, no caro y eficaz.

"He aprendido algunas cosas sobre la marcha", dijo Richards. "Estoy empezando a sentirme más cómodo y más consistente, que es algo en que he trabajado mucho".