John Farrell. (AP)

BOSTON - Con su número mágico en tres para asegurar el título de la División Este de la Liga Americana, los Medias Rojas se perfilan para celebrar el logro en esta misma semana.

Sin embargo, son dos cosas que podría lograr Boston en caso de seguir ganando luego de asegurar la división. La primera sería asegura la ventaja de local para toda la postemporada. En estos momentos los Patirrojos le llevan una ventaja de 3.5 juegos sobre los Atléticos en ese sentido.

La otra motivación sería llegar a los 100 triunfos en la temporada, algo que sería posible si los Medias Rojas ganaran ocho de sus últimos 10 partidos de la campaña regular. Ninguna edición de Boston gana 100 juegos desde 1946.

"El mejor récord obviamente te brinda la ventaja de local durante todos los playoffs", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Es algo que hay que balancear y elegiremos ciertos días para descansar a algunos de los muchachos. Pero al mismo tiempo, habrá días de descanso normales antes de que concluya la campaña regular".

No sólo habrá dos días de descanso más para Boston, sino también que tendrían cuatro días más para esperar su serie de playoffs al terminar la temporada regular.

Farrell ha confirmado que John Lackey, Jon Lester y Clay Buchholz son los tres lanzadores señalados para abrir los últimos tres partidos de la campaña en Baltimore, aunque el capataz no ha anunciado en qué orden.

Con dos días de descanso la próxima semana, habrá bastante flexibilidad en cuanto al orden de la rotación para ese último fin de semana.

"Con la evolución de la rotación en las próximas tres series y luego en Baltimore, esos tres muchachos van a estar descansados y disponibles para lanzar en esa serie (contra los Orioles)", manifestó Farrell. "No hemos planificado el orden de quién iniciará el viernes, sábado y domingo.

"También tenemos que tomar en cuenta los dos días de descanso y esos cuatro días de espera (antes del arranque de su serie de playoffs) para no 'oxidar' a ninguno de los abridores. Mencioné a esos tres muchachos porque todos van a estar descansados llegando a Baltimore. No se ha determinado el orden en sí".