SAN LUIS-- Jon Lester lanzó otra joya de pitcheo, mientras que la parte baja del orden ofensivo de Boston se encargó hacer el daño ante Adam Wainwright para que los Medias Rojas vencieran el lunes 3-1 a San Luis y se colocaran a ley de una victoria de conquistar la Serie Mundial.

Wainwright escogió el peor momento de la noche para perder el control. Luego que el as de los Cardenales dio una base por bolas al bateador más inofensivo de los Medias Rojas, David Ross bateó un doble en la séptima entrada, que trajo la carrera de la diferencia.

Y David Ortiz tampoco podía perderse participar en la acometida al batear un doble remolcador, con lo que los Medias Rojas se fueron al frente 3-2 en la serie y ahora irán a casa en procura de proclamarse campeones del Clásico de Otoño por tercera vez en una década. Habría que remontarse a 1918 para la última vez que Boston se coronó campeón en su mítico estadio, el Fenway Park.

Ortiz, quien pasó del cuarto al tercer turno en el orden ofensivo, acumula 11 hits en 15 turnos (.733) en esta serie, con dos jonrones, seis impulsadas y cuatro boletos.

"Cuando te pones 3-2, la presión es más fuerte, porque ya tu sabes que estás a un paso de ganar la Serie Mundial... pero vamos a meterle mano".

"Vamos de vuelta a casa, de vuelta a un sitio en el que nuestros muchachos les encanta jugar, frente a su afición", añadió el mánager de los Medias Rojas John Farrell.

John Lackey tendrá la primera oportunidad de sentenciar para Boston al tocarle abrir el miércoles contra Michael Wacha, el novato sensación de los Cardenales.

Una victoria de San Luis provocaría un séptimo juego, en la Noche de Brujas o Halloween.

Los Cardenales deberán repetir la gesta de 2011, cuando revirtieron un 3-2 ante Texas para alzarse con el campeonato. Pero entonces consiguieron el par de victorias en casa, no afuera.

"Todos saben la responsabilidad que afrontamos", dijo el mánager de los Cardenales Mike Matheny. "Vamos a ser solidarios, tenernos confianza y jugar como se debe. Lo más importante será no dejarse llevar por estadísticas, pronósticos, apuestas. Hay que salir a jugar".

Wainwright tenía foja impecable de 4-0 en postemporada hasta que perdió en el tercer partido de la serie de campeonato de la Liga Nacional y ahora ha perdido tres en fila.

Se enredó solo en el séptimo.

Ross bateó un doble por regla por el jardín izquierdo al empalmar una curva de Wainwright, en cuenta de 1-2. Luego que Lester fue retirado con un machucón, Jacoby Ellsbury remolcó a Stephen Drew con una carrera adicional al batear un sencillo al central, pero Ross fue sacado en el plato tras el tiro de Shane Robinson directo al receptor Yadier Molina.

"¿Qué les pareció eso? Es bonito remolcar carreras", dijo Ross, el receptor sustituto de los Medias Rojas, a quien Lester prefiere como compañero de batería. "Tengo que dar el mérito a los compañeros que batearon antes que yo".

Tras un out, el novato Xander Bogaerts puso en marcha el ataque de Boston en el séptimo con un sencillo, su segundo hit del juego. Wainwright enfrentó a Drew, en lo que parecía un desigual duelo al considerar que el torpedero de los Medias Rojas en ese momento entraba con promedio de .071 en la serie. En cuenta completa, Wainwright lanzó una bola rompiente para la cuarta bola. Y luego Ross le hizo pagar caro con un su doble que picó al borde de la raya de foul.

En tanto, el zurdo Lester lanzó magistralmente al permitir una carrera y cuatro hits en siete innings y dos tercios, con siete ponches y un boleto. Lester había vencido a Wainwright en el primer juego, pero después tuvo que lidiar con una polémica por imágenes en las que se apreciaba una sustancia en su guante. Lester insistió que era resina, la cual es legal, y el asunto quedó ahí.

"Creo que lo más importante fue que Rossy y yo hemos tenido un buen ritmo", dijo Lester en referencia a Ross. "Al comienzo, simplemente nos basamos en nuestro plan del primer juego, y tratamos de hacer que hicieran el swing pronto. Creo que lo conseguimos".

Koji Uehara sacó los últimos cuatro outs sin problemas para anotarse su segundo salvamento.

Dobletes de Dustin Pedroia y Ortiz a lanzamientos consecutivos adelantaron 1-0 a los Medias Rojas en el primer capítulo. Pero los demás bateadores de Boston en el inning se poncharon viendo pasar el tercer strike.

Matt Holliday sacudió su segundo jonrón de la serie, un batazo por el izquierdo, para empatar la pizarra 1-1 en el cuarto. Hasta ese momento, Lester había lanzado 16 innings y un tercio sin permitir anotaciones en sus tres primeras aperturas de Serie Mundial.

Wainwright toleró tres carreras y ocho hits en siete innings, con 10 ponches y un fatídico boleto.

Acto seguido, Carlos Beltrán fue retirado con un elevado a la franja de advertencia del izquierdo y el campocorto Drew brincó para engarzar una línea de Molina.

Desesperados por ofensiva, los Cardenales pusieron a Allen Craig como titular en la inicial, su primer juego en defensa desde que sufrió un esguince en el pie izquierdo el 4 de septiembre. Craig se fue de 3-0.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ortiz de 4-3 con una impulsada.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Carlos Beltrán de 3-1, Yadier Molina de 3-0.