El pitcheo de Boston, de lo mejor en G.L. (Matthew West/AP)

BOSTON - La rotación de los Medias Rojas lució tan sólida como un pilar de concreto en la postemporada.

Mientras que los Patirrojos no sabían qué esperar de Jake Peavy con su nueva manera de lanzar y de Clay Buchholz con un decremento en su velocidad, los abridores de Boston registraron un promedio de efectividad de 3.29 en 16 salidas de postemporada, la tercera mejor entre 10 equipos que participaron en los playoffs.

Puesto que sólo requerían de cuatro abridores, el zurdo venezolano Félix Doubront y el derecho Ryan Dempster fueron enviados al bullpen.

¿Entonces qué pasará el próximo año cuando los Medias Rojas cuenten de nuevo con seis abridores de experiencia bajo contrato?

"Camino a los entrenamientos primaverales, nuestro enfoque era que el pitcheo nunca está de más", dijo el gerente general Ben Cherington. "No sabes qué pueda pasar el año siguiente si las lesiones comienzan a aparecer, he estado en situaciones en el pasado en las que te quedas sin brazos rápidamente. Para evitar eso, siempre tratamos de mantener el mayor número de lanzadores disponibles".

Con Jon Lester, John Lackey, Buchholz, Peavy, Doubront y Dempster la rotación está más que reforzada, y la alta prioridad del club de contar con gran profundidad en su pitcheo abridor hace menos probable la posibilidad de un canje.

"Los muchachos que ya debutaron aquí y tuvieron éxito aun en períodos cortos, si ellos comienzan el año en Triple-A, eso significa que somos más sólidos en la loma", destacó Cherington. "Antes de la fecha límite de cambios nuestro objetivo era preservar cada brazo y no ceder a ningún lanzador por esa misma razón. Nuestro enfoque sigue siendo el mismo".

Además de estar bien reforzados en el cuerpo monticular a nivel de Grandes Ligas, los Medias Rojas cuentan con un grupo igualmente sólido de prospectos en ligas menores. Allen Webster, el dominicano Rubby De La Rosa, Henry Owens, Trey Ball, Matt Barnes y Anthony Ranaudo encabezan la lista.

Brandon Workman y Drake Britton, quienes dieron el salto de Doble-A a las Mayores durante la temporada 2013, están en espera de ver cuál será su papel. Ambos eran abridores en las menores pero eventualmente se asentaron como relevistas con los Medias Rojas.

"Brandon es un caso especial en esta situación, porque él hizo ambas cosas para nosotros", indicó el manager John Farrell. "Si tuviéramos que hacer una votación para definir en qué papel nos conviene más tenerlo, creo que terminaría en empate. Pero lo importante aquí es que tuvo éxito como abridor y como relevista. Mientras buscamos mejorar el cuerpo de lanzadores, eso también incluye a los seis abridores que Ben mencionó anteriormente, podrían ver a Workman amarrando un puesto en el bullpen. En caso de una lesión inesperada, es a él a quien acudiríamos para que se integre a la rotación".