Gigantes de San Francisco. (Marcio Jose Sanchez/AP)

SAN FRANCISCO-- Gustavo Cabrera, uno de los principales prospectos de la organización de los Gigantes de San Francisco en República Dominicana, sufrió un accidente doméstico espeluznante en el que casi pierde una mano, confirmó el lunes el subgerente general del equipo, Bobby Evans.

Evans dijo que, de acuerdo con la información que le habían proporcionado, Cabrera volvió a casa después de su actividad con la liga de instrucción de los Gigantes en Dominicana, el pasado 22 de octubre, y sufrió un resbalón en su casa. Cuando trató de detener su caída levantando el brazo derecho, éste rompió un vidrio, que casi le amputa la mano a la altura de la muñeca.

"Prácticamente se cercenó todo lo que puede cercenarse en un brazo", dijo Evans.

Pese a la gravedad de la lesión, Cabrera viajó a San Francisco, donde se le sometió a una cirugía, dijo el dirigente. Explicó que el equipo médico de los Gigantes atendió a Cabrera, quien puede ya mover los dedos.

"Nunca sabré cómo pudo volar a San Francisco con ese dolor inmenso. Es un joven valiente", comentó Evans. "Tiene 17 años".

Cabrera, bateador derecho, tuvo un promedio de .247, con dos jonrones, siete dobles, cuatro triples y 22 impulsadas, además de 21 robos, en 54 juegos por los Gigantes en la Liga Veraniega dominicana este año. Los Gigantes lo firmaron el 2 de julio del año pasado por aproximadamente 1,3 millones de dólares.

Evans confió en que el joven siga su carrera deportiva pese al accidente.

"No creo que esto amenace su carrera. Contemplaríamos un año o más de rehabilitación a fin de que vuelva a la actividad en el béisbol", señaló.