Brad Ausmus

LAKELAND, Florida -- Los Tigres arrancaron sus Entrenamientos de Primavera con pocos problemas o interrogantes. Detroit es un club establecido con pocos vacíos en su roster.

Después de todo, éste es el único conjunto de la Liga Americana en participar en la postemporada en cada una de las últimas tres temporadas. En ese trecho, los felinos lo han ganado todo, excepto una Serie Mundial. Esta pretemporada, podrán avanzar directamente a su tarea: prepararse para ganar.

Brad Ausmus, el nuevo piloto de los Tigres, reemplazará a Jim Leyland, una figura legendaria del equipo. Eso nunca es una misión fácil, pero Ausmus es un hombre inteligente y muy respetado en el béisbol. Comprende lo que debe hacer y las expectativas.

"No he fijado una cantidad de victorias exacta", dijo Ausmus. "Pero espero que este equipo tenga éxito. He sido parte de equipos que llegan a los entrenamientos con las esperanzas de solamente mantenerse a flote. Ese no es el caso aquí. Nuestra expectativa es llegar lejos.

"Preferiblemente, queremos ganar la Serie Mundial. Creo que ésa es la meta que nos hemos fijado. Y reitero, son pocos los equipos que pueden llegar a la pretemporada con esa idea".

Con pocas decisiones por tomarse a cuanto al roster se refiere, Ausmus podrá ser manager en vez de pasar la pretemporada evaluando talento y tomando decisiones en varias posiciones.

"No hay muchos huecos por llenar", manifestó Ausmus. "Creo que los Entrenamientos de Primavera son un lugar difícil para sacar conclusiones sobre un jugador. Desde ese punto de vista, eso me favorece".

Las interrogantes incluyen una vacante en la alineación creada cuando Prince Fielder fue cambiado a los Rangers. Fielder, como cuarto bate, protegía al venezolano Miguel Cabrera. De hecho, Fielder bateó detrás de ganadores del Jugador Más Valioso en tres temporadas seguidas; Ryan Braun en la Liga Nacional en el 2011, y Cabrera en el Joven Circuito durante las últimas dos campañas.

Ausmus no cree que esto sea un punto débil en la parte gruesa de su lineup. Ahora el batear de cuarto y directamente después de Cabrera será la tarea del bateador designado venezolano Víctor Martínez.

"Sabes, Víctor es un bateador bastante bueno", señaló Ausmus. "Te brinda otra ventaja al ser un bateador ambidextro, así que podrías obligar a tu oponente a cambiar de pitcher. Víctor no se echa para atrás. Es un buen bateador".

Uno o dos puestos en el bullpen también estarían en juego en estos entrenamientos. La profundidad en el relevo ha sido el talón de Aquiles para este club en las últimas temporadas, pero los Tigres han tomado acción para corregir la situación.

Firmaron a Joe Nathan, el mejor cerrador disponible en el mercado esta temporada muerta. Puede ser que Nathan tenga 39 años de edad, pero en el 2013 con Texas tuvo una de las mejores campañas de su carrera.

El lanzallamas venezolano Bruce Rondón tiene solamente 23 años de edad, pero con su repertorio, sería un candidato ideal para ser preparador de Nathan. Los Tigres esperan que Joba Chamberlain pueda alcanzar un poco de su potencial luego de un decepcionante final de su carrera con los Yankees.

Con la partida de Fielder, Cabrera tendrá que regresar a la inicial. La primera alternativa para la antesala es Nick Castellanos. Es un novato y cumplirá 22 años de edad en marzo, pero Detroit piensa que está listo y recibirá una oportunidad.

Aparte de eso, las soluciones opacan los problemas en los entrenamientos de Detroit. Una brillante rotación que incluye a dos ganadores del Cy Young. Doug Fister fue enviado a los Nacionales, pero el zurdo Drew Smyly parece ser un digno reemplazo.

Detroit ya no cuenta con Fielder, pero los felinos no se quedaron con las manos vacías en su transacción con los Rangers. El intermedista Ian Kinsler no tiene el poder de Fielder, pero es un jugador con más facetas y debe ser una pieza valiosa para los Tigres.

Es cierto que Detroit no tiene que tomar muchas decisiones esta primavera. Por eso pueden enfocarse en prepararse para su camino hacia la Serie Mundial.