Bobby Abreu.

CLEARWATER, Florida, EE.UU. -- Bobby Abreu está seguro de que todavía tiene mucho que ofrecer a un equipo de Grandes Ligas, aún cuando está a unas semanas de cumplir 40 años.

El pelotero venezolano está recibiendo una oportunidad de probarse con los Filis de Filadelfia como jugador fuera de nómina. Estuvo fuera de las mayores la temporada pasada después de batear para promedio de .242 en 100 juegos con los Dodgers y los Angelinos de Los Angeles en 2012.

Abreu comenzó su regreso jugando en el béisbol invernal de Venezuela.

"Sé que no soy el mismo de cuando tenía 25, 26 (años), pero aún estoy bien", dijo Abreu, quien participó en dos Juegos de Estrellas cuando estaba con los Filis. "Aún puedo batear, aún puedo robar bases, corro las bases bastante bien. Me siento bien".

Con menos de una semana para que inicien los juegos de pretemporada en Florida, Abreu es visto como un favorito para estar en la alineación de los Filis en el juego inaugural como principal bateador emergente zurdo. El campamento de los Filis está atestado de suplentes prometedores, pero la mayoría batean del lado derecho: Kevin Frandsen, John Mayberry Jr. y Darin Ruf.

"Un bate zurdo es necesario y se requiere ahí", dijo el manager de Filadelfia, Ryne Sandberg.

Si la segunda etapa de Abreu con los Filis es remotamente cercana a la primera, él debería tener una oportunidad para estar en la temporada regular a pesar de ser el jugador de mayor edad en al campamento.

Aunque llegó a Grandes Ligas con Houston en 1996, Abreu se convirtió en jugador titular por primera vez con Filadelfia en 1998. Y bateó para promedio de.303 con 195 cuadrangulares, 348 dobles, 814 carreras producidas y 254 bases robadas en nueve temporadas con los Filis. El promedio de embasado de Abreu de .416 es el cuarto mejor en la historia de los Filis.

Filadelfia lo transfirió a los Yanquis de Nueva York en julio de 2006. En 17 temporadas en ligas mayores tiene promedio de bateo de.292, de .396 en embase, 287 batazos de vuelta entera y 1.349 imparables.