Michael Pineda.

TAMPA, Florida -- La última presentación del dominicano Michael Pineda por los Yankees en la Liga de la Toronja no fue la mejor, pero si éste fue el resultado cuando nada le salió bien, entonces no es difícil ver por qué representó a los Marineros en el Juego de Estrellas como novato y por qué es una de las sorpresas más gratas para Nueva York en esta pretemporada.

CC Sabathia ha podido retirar a los bateadores sin su velocidad de antes. Masahiro Tanaka ha hecho una buena transición a las Grandes Ligas. El dominicano Iván Nova y Hiroki Kuroda se han visto sólidos, como siempre. Y los Yankees cuentan con la profundidad que no tenían el año pasado.

Vale señalar lo que ha logrado Pineda. El derecho de 25 años de edad no está dominando a los bateadores con su velocidad--como esperaba el gerente general Brian Cashman cuando envió al venezolano Jesús Montero a los Marineros para adquirirlo en enero del 2012-sino que ha podido regresar de una operación en el hombro que puso en peligro su carrera y se ha convertido en un lanzador con otra clase de promesa.

"Nunca estás seguro de cómo lucirán los lanzadores después de una cirugía", declaró Girardi, luego de observar a Pineda permitir tres vueltas en 6.0 entradas el domingo vs. Toronto. "Pero ha regresado en gran forma".

Pineda está de acuerdo. Su confianza en sí mismo ha aumentado durante unos Entrenamientos de Primavera que han sido lo contrario al doloroso 2012, cuando el quisqueyano llegó con enormes expectativas y tuvo problemas para subir a la lomita debido a molestias en su hombro, lo que resultó en una complicada cirugía en mayo de dicho año para reparar un desgarre en un tendón.

"Todo está funcionando", indicó Pineda. "Sigo siendo el mismo Michael Pineda".

Un escucha de la Liga Americana observó la última salida de Pineda y ha estado tan impresionado que señaló que el diestro podría ser un tercer o cuarto abridor en algunas rotaciones, y posiblemente hasta el número dos en otras.

Girardi aún no le ha dado un puesto a Pineda en el grupo de abridores, pero eso podría cambiar en los próximos días. Aunque todavía existen varias alternativas, Pineda parece haber ganado la batalla por el puesto de quinto abridor.

El receptor Brian McCann dijo que Pineda ha generado "swings torpes" de sus contrarios toda la pretemporada, algo puesto a manifiesto cuando el dominicano dominó en tres turnos a su compatriota José Bautista. Pineda también demostró un poco de agilidad al correr por el cuadro interior para cubrir la inicial en una doble matanza iniciada en la segunda base por el inicialista Mark Teixeira.

"Siempre lo practicamos", dijo Pineda acerca de dicha jugada. "Eso era lo que estaba haciendo.

Pineda estaba bastante entusiasmado al completar el doble play. No fue solamente porque pudo salir de apuros que comenzaron con un error del antesalista dominicano Eduardo Núñez, sino también porque ha presentado más argumentos para viajar a Houston con el equipo grande para el Día Inaugural.

"Ha hecho un gran trabajo", declaró Girardi. "Su cambio, slider y recta se han visto bien. La recta también. Pienso que su comando también mejora con cada presentación".

Los Yankees adquirieron los servicios de Tanaka porque pensaban que no tenían el suficiente pitcheo para competir con los Medias Rojas, Rays y Orioles en el Este de la Liga Americana. Ahora imagínense si Pineda llega a demostrar que tenían un as bajo de la manga.

Eso sería un tema bastante interesante.