Juan Uribe y Hyun-Jin Ryu. (Rick Rycroft/AP)

LOS ANGELES -- Los Dodgers regresaron a los Estados Unidos después de su exitoso viaje a Australia en el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional y ahora tienen una semana para reponerse, tiempo necesario para que la uña en un dedo de un pie de Hyun-Jin Ryu sane y el cubano Yasiel Puig se recupere de lo que sea que lo aqueje.

Los Dodgers no están seguros si Ryu podrá hacer su próxima presentación, que probablemente sería la próxima semana en San Diego. Ryu se rajó una uña de un pie al frenar repentinamente corriendo las bases en la segunda entrada del segundo encuentro de Los Angeles ante Arizona en Sidney.

La dolencia aparentemente fue peor de lo que se pensaba e incomodó a Ryu en la lomita. Sin embargo, el zurdo pudo tirar cinco entradas en blanco y salió con una ventaja de cinco carreras antes de que los Dodgers aguantaran para superar a los D-backs por 7-5.

De su parte Puig, pese a conectar tres imparables, por poco agota la paciencia del manager Don Mattingly. El cubano lució adolorido con frecuencia en el plato, corriendo las bases y en las praderas -- y continuó en el juego.

Mattingly bromeó un poco con el tema antes del segundo juego, señalando que nadie le creería a Puig si llegara a estar lesionado de verdad.

Luego, en la segunda entrada del partido del domingo, Puig se ponchó y se resintió de una dolencia en la espalda que sufrió hace dos semanas. Después del turno fue sacado del encuentro.

En una rueda de prensa después del juego, Mattingly sonaba frustrado, escéptico y sarcástico al preguntársele sobre el estado de Puig.

"El hombro ayer, la espalda hoy, así que no estoy seguro si se someterá a un examen de resonancia magnética o un análisis óseo", dijo el piloto. "No sé qué haremos. Hasta es posible que no hagamos nada".

Mattingly expresó que acepta lo malo con lo bueno cuando se trata del muchas veces indisciplinado Puig, quien fue retirado dos veces en corrido de base, aparte de los tres hits, dos impulsadas y una anotada que registró. Está claro que es una combinación dinámica, pero no siempre es de lo más bonito.

Mayormente los directivos no le han puesto muchas restricciones a Puig. Sin embargo, sus compañeros no se ven muy impresionados con las travesuras del guardabosque. Hasta que Matt Kemp regrese y demuestre que esté completamente recuperado del tobillo, Mattingly necesita a Puig y lo mantendrán en la alineación. Con un Kemp saludable, los cuatro jardineros para tres posiciones se convierten en una situación más interesante mientras la relación entre el dirigente y su flamante jardinero derecho evoluciona.

Pero las críticas de Mattingly no cayeron solamente sobre Puig. El capataz también se quejó del bullpen que lo obligó a emplear al cerrador Kenley Jansen dos veces en las primeras 19 horas de la temporada regular, porque no pudieron preservar una ventaja de siete carreras.

"Lo mencioné varias veces el año pasado; si juegas de esa manera nunca tendrás éxito", manifestó Mattingly. "Podrás llegar hasta la postemporada, pero no ganarás nada así. Esto podría ponernos en problemas".

Puig no sería enviado a las Ligas Menores pronto, pero los puestos de algunos relevistas que tiraron durante el fin de semana no estarían asegurados.

Para la próxima semana, los Dodgers necesitarán tres puestos en el roster para hacerles espacio a los lanzadores Zack Greinke, Dan Haren y Brandon League. Para mediados de abril, cuando un quinto abridor sea empleado por primera vez, otro cupo será necesario cuando Josh Beckett salga de la lista de incapacitados.

Sin contar a Jansen, de los tres serpentineros en el bullpen, el club tiene opciones de liga menor sobre el dominicano José Domínguez, Paco Rodríguez y Chris Withrow. Tanto Rodríguez como Withrow embasaron a dos de cuatro bateadores que enfrentaron, mientras que Domínguez embasó a tres de cuatro bateadores y los tres anotaron.

Seth Rosin, adquirido en el Draft de la Regla 5, no tiró en los primeros dos compromisos y de bajar a liga menor tendría que ser ofrecido de nuevo a los Filis y pasaría a la lista de waivers.

Los Dodgers tuvieron un día libre el lunes antes de un partido interescuadras, otro día de entrenamientos y tres compromisos contra los Angelinos.