CINCINNATI -- Neil Walker y Gaby Sanchez pegaron cuadrangulares seguidos dos veces y los Piratas de Pittsburgh y los Rojos de Cincinnati se combinaron para sumar 10 jonrones en apenas seis innings antes de que la lluvia obligara a suspender el duelo con la pizarra empatada 7-7 el lunes.

Dadas las condiciones, fue una inesperada fiesta ofensiva, y de antemano se apunta en los libros de records con al menos tres innings por jugar. El duelo será reanudado en la parte alta del séptimo episodio el martes por la tarde.

Pittsburgh conectó seis cuadrangulares solitarios y Cincinnati sumó cuatro, la mayoría de ellos bajo una fuerte lluvia. Ya es el juego de Grandes Ligas con la mayor cantidad de vuelacercas desde 2006 y la máxima cifra de jonrones combinados en un partido en los 12 años de historia del estadio Great American Ball Park.

Pittsburgh contó tres pares de cuadrangulares seguidos, apenas la tercera vez que eso sucede en la historia de las mayores.