Wilmer Flores y Rubén Tejada.

SAN FRANCISCO - Cuando el panameño Rubén Tejada comenzó a quitarle tiempo de juego en el campo corto al venezolano Wilmer Flores después de que el éste último fuese convocado a Grandes Ligas por los Mets el mes pasado, el dúo parecía estar compitiendo por el puesto.

En realidad, lo están compartiendo.

Tejada estuvo en el campo corto el miércoles y el jueves, mientras que Flores fue torpedero titular en los dos juegos anteriores. Al preguntársele si espera que uno de los dos se adueñe del puesto de manera definitiva, el manager de los Mets, Terry Collins, respondió, "Ojalá que no".

"Espero que sigan bateando como lo están haciendo ahora mismo", agregó el capataz. "Así puedo darles días libres y mantenerlos despejados".

Aunque no se trata de una tradicional división de tiempo de juego, dado que tanto Tejada como Flores batea a la derecha, el arreglo parece estar dando resultados.

Flores sonó un cuadrangular con bases llenas el lunes ante los Filis de Filadelfia y produjo seis carreras. Su promedio para la temporada es de .254 en 17 juegos y 59 turnos al bate.

Tejada batea para .230 este año, pero ha registrado un promedio de .387 con dos cuadrangulares y seis remolcadas en sus últimos 10 compromisos. Collins incluso ha dicho en más de una ocasión que considera que la presencia de Flores ha motivado a Tejada a ser mejor pelotero.

Por su parte, Flores ha lucido mejor a la defensa de lo que muchos escuchas pronosticaron. De hecho, fungió como segunda base el jueves para que Collins pudiera darle un respiro al intermedista titular Daniel Murphy.

"No ha decepcionado", dijo el piloto acerca del desempeño de Flores con el guante. "Mucha gente…dijo que no lo creían capaz de jugar en el campo corto. Les ha demostrado a muchas personas que sí puede. Maneja todos los batazos que logra alcanzar y tira con precisión. Creo que ha jugado muy bien allí".