SAN DIEGO, California-- Tanner Roark toleró tres imparables en ocho entradas y ponchó a 11 rivales, la cifra más alta de su carrera, y Anthony Rendón conectó un jonrón de dos anotaciones para que los nacionales de Washington blanquearan 6-0 a los Padres de San Diego, que atraviesan una mala racha.

Los Nacionales obtuvieron su cuarto triunfo consecutivo y sexto en siete encuentros.

El 25 de abril, Roark derrotó 4-0 a los Padres en Washington en un partido en el que toleró tres imparables en la primera blanqueada de su carrera. En aquel encuentro, ponchó a ocho, la anterior cifra más alta de su trayectoria.

El lanzador derecho (4-4) sólo había recibido un hit hasta la octava entrada hasta que el puertorriqueño René Rivera le conectó un sencillo como primero en el turno al bate y el toletero emergente Tommy Medica consiguió hit cuando iba un out.

San Diego acumula 15 imparables en nueve encuentros. El miércoles, el nicaragüense Everth Cabrera consiguió un sencillo con un toque en la primera entrada para el único hit de san Diego en el partido que ganó 3-2 a los Piratas de Pittsburgh.

El abridor de los Padres, Tyson Ross (6-5), tuvo una mala noche. Dio base por bolas a Denard Span al inicio del encuentro y después Rendón le conectó un jonrón que salió por el jardín izquierdo. El bambinazo fue el noveno de Rendón.

Por los Nacionales, el venezolano Wilson Ramos de 4-2, una anotada, una producida.

Por los Padres, el nicaraguense Cabrera de 4-0. El cubano Yonder Alonso de 4-1. El puertorriqueño Rivera de 3-1.