Jake Arrieta y Pedro Strop.

BOSTON - Hace un año, Jake Arrieta y Pedro Strop se enteraron de que habían sido canjeados de los Orioles a los Cachorros.

"Me siento como que he estado aquí desde siempre", dijo con una risa el dominicano Strop.

Chicago envió al abridor Scott Feldman y al receptor Steve Clevenger a Baltimore por los dos lanzadores el 2 de julio del 2013, el primero de varios movimientos de los Cachorros en ese mes.

Arrieta, de ascendencia boricua, le hizo eco a lo expresado por Strop, diciendo que parecía más de un año que se había hecho el cambio. Al derecho le ha ido bien. Fue el mejor abridor de los Cachorros en junio, con marca de 4-0 y efectividad de 0.92 en seis aperturas.

"Dije esto cuando estaba con los Orioles: Sé que puedo lanzar a un nivel extremadamente alto de manera consistente en este juego y a este nivel, pero aún no había ocurrido", manifestó Arrieta. "Sabía que iba a pasar-sin ninguna duda en mi mente. Era cuestión de cómo encontrar eso, cómo destaparlo para que finalmente saliera. Por fin he empezado a hacerlo".

Arrieta todavía ve los partidos de los Orioles y quiere que les vaya bien a los jugadores de Baltimore.

"Quiero que les vaya bien", dijo el diestro. "Cuando vi que (Matt) Weiters tuvo que someterse a una cirugía Tommy John, me entristecí. Uno forja tantas amistades en una carrera y son importantes para mí".

De su parte, Strop siente que "se ha encontrado" desde que se unió a los Cachorros. El quisqueyano es uno de los principales preparadores desde el bullpen de Chicago. En sus últimas 15 presentaciones ha permitido apenas dos carreras limpias, con 14 ponches.

"Cuando estaba (en Baltimore), aún estaba encontrando mi ritmo, pero no tiraba mucho", dijo Strop. "No estaba recibiendo la oportunidad de lanzar. Aquí es fácil encontrarte y encontrar tu ritmo cuando tiras mucho".

Cuando los Cachorros hicieron el cambio con los Orioles el año pasado, el gerente general de Chicago, Jed Hoyer, expresó que el equipo se había adelantado al mercado, ya que la fecha límite de los canjes sin que los jugadores pasen por la lista de waivers es el 31 de julio.

"El año pasado todo se dio muy bien", dijo Hoyer. "Baltimore estaba decidido a conseguir a un abridor en ese momento y todo salió muy bien.

"A veces hace falta llegar a la fecha límite para hacer un canje", continuó el ejecutivo. "La gente se pone más en serio al acercarse el final de julio. No creo que uno llegue a julio pensando que vaya a hacer un canje al principio del mes, pero a veces se da el caso".