Henderson Alvarez (Getty)

MINNEAPOLIS -- La estructura de los rosters para el Juego de Estrellas puede llegar a ser injusta para algunos peloteros que sí merecen estar presente en el Clásico de mediados de temporada, pero el lanzador venezolano Henderson Alvarez, de los Marlins de Miami, está bien contento de que a la postre sí fue seleccionado para la magna contienda.

"Cuando dieron la noticia de los que iban [originalmente] al Juego de Estrellas y no me nombraron me puse un poco triste", admitió Alvarez, de apenas 24 años de edad, a una pregunta al respecto de lasmayores. "Estaba haciendo mi trabajo, me iba bien en la primera mitad. Me decía que tenía los numeritos desde un principio, pero ahora que me seleccionaron me siento bien contento de estar aquí".

En el caso de Alvarez, el derecho que cerró la temporada de 2013 a lo grande al dejar sin hits ni carreras a los poderosos Tigres de Detroit, campeones del Centro de la Liga Americana, las cifras le dan toda la razón. Es el único lanzador del Béisbol de Lujo con tres blanqueadas en 2014 y su efectividad de 2.63 es la cuarta mejor del Viejo Circuito. Con un poco más de apoyo, su récord pudiera ser mucho mejor que el de 6-4 que tiene en los actuales momentos para una novena que juega bajo los .500.

La buena noticia de que Alvarez participaría en su primer Juego de Estrellas se produjo debido a la baja por lesión del también abridor de un equipo de la División Este de la Liga Nacional, en este caso Jordan Zimmermann, de los Nacionales de Washington.

Por supuesto, en Minneapolis, hogar de los Mellizos de Minnesota, Alvarez se siente como muchacho con juguete nuevo. Gran parte de la prensa a nivel nacional sigue a cada paso a su poderoso compañero de equipo Giancarlo Stanton, pero el derecho nativo de Valencia, capital del estado Carabobo en la región norcentral de Venezuela, se siente a gusto de ser parte del contingente récord de sus paisanos (8) en un evento de esta naturaleza.

"Para mi lo mejor es estar compartiendo con siete venezolanos que están aquí, feliz de estar con ellos, hablando cosas de pelota con todos", expresó Alvarez mientras el rostro se le iluminaba de alegría. "Sobre todo tengo la oportunidad de hablar con Félix Hernández [su ídolo] porque siempre he seguido su carrera y estoy feliz de estar aquí con él.

Si usted le pregunta a Henderson sobre la importancia del Rey Félix como abridor del juego estelar se va a encontrar rápidamente con una respuesta bien positiva. "Más feliz no puedo estar. Le deseo lo mejor. Sé que va a salir a hacer su trabajo como siempre lo ha hecho a lo largo de su carrera", proclamó el serpentinero derecho de los Marlins.

Aparte de Alvarez y Hernández, pitcher de los Marineros de Seattle que hará historia al ser el primer monticulista de su patria que abre desde la lomita en un Juego de Estrellas, los otros seis venezolanos presente en Minneapolis son Miguel Cabrera y Víctor Martínez (Tigres de Detroit), Miguel Montero (Diamondbacks de Arizona), Francisco Rodríguez (Cerveceros de Milwaukee), Salvador Pérez (Reales de Kansas City) y JoséAltuve (Astros de Houston).

A una tierna edad, Alvarez ha tenido la responsabilidad de tomar la batuta en el pitcheo abridor de los Marlins por la baja del Novato del Año reinante de la Liga Nacional, el cubano José Fernández, quien fuera sometido a principios de temporada a la Operación Tommy John o reconstructiva de ligamentos del codo derecho. Y por supuesto le encanta integrar una generación que aporta cada día más latinoamericanos a la Gran Carpa.

"Hay muchos peloteros latinos que están llegado rápido a las Grandes Ligas y eso me llena de orgullo", expresó Alvarez, que debutó en las Ligas Mayores con los Azulejos de Toronto en 2011 y que en la pelota venezolana lanza con los Tiburones de La Guaira (2-0, 2.74 en cinco aperturas en la contienda invernal 2013-14). "Dominicanos, puertorriqueños, mexicanos, cubanos, venezolanos, están trabajando bien fuerte para alcanzar esta meta".

En cuanto a sus objetivos para la segunda mitad de la temporada, Alvarez espera que nuestro Creador colme de salud a todos sus Marlins a ver si tienen la oportunidad de seguir luchando fuerte para convertirse en el primer equipo de los Peces que gana un título divisional. Curiosamente, han obtenido dos Series Mundiales (1997, 2003), avanzando en ambas ocasiones como comodín.

"Voy a seguir trabajando fuerte en la segunda mitad para darle más victorias a mi equipo, pidiéndole a Dios que me de mucha salud", dijo Alvarez."Espero terminar fuerte la 'segunda mitad' ,enfocado en darle más satisfacciones a los Marlins. Todo nos ha salido bastante bien este año y nuestro deseo es seguir brindándole alegría a nuestra fanaticada".