Robinson Canó. (AP)

SEATTLE -- No es justo.

El intermedista dominicano de los Marineros, Robinson Canó, hace ver el juego muy fácil.

"Es uno de los jugadores más relajados que he visto en el terreno", señaló el relevista de Seattle, Joe Biemel. "Sabe lo bueno que es, y cuando lo sabes, puedes salir a jugar relajado".

Canó definitivamente tiene a todos en Seattle muy entusiasmados. Estamos en agosto y los seguidores del equipo siguen pensando en octubre.

Los Marineros todavía tienen mucho camino por recorrer antes de tener algo que celebrar, pero definitivamente se encuentran en un punto en el que pueden disfrutar de lo que está sucediendo en el Safeco Field, donde Seattle busca su primera participación en la postemporada desde el 2001 y lo que sería la quinta del club desde sus inicios en 1977.

Seattle todavía no controla su propio destino, pero luce como todo un contendiente y pese a que ha contado con una racha de 16 aperturas consecutivas de al menos siete entradas y menos de dos carreras del venezolano Félix Hernández, Canó ha sido el que ha dado una demostración del mejor béisbol.

Durante la serie de esta semana contra los Azulejos, el segunda base demostró su conocimiento del juego y su habilidad atlética. Demostró su paciencia y su poder en el plato. También les demostró a sus compañeros el camino hacia el éxito en un juego de importancia ante su afición, contra otro contendiente.

"Cuando eres una estrella y tienes esa clase de confianza, eso fija el ritmo para todos", indicó gerente general de los Marineros, Jack Zduriencik. "Ganar es contagioso. Los buenos jugadores hacen mejores a los demás… El elemento que ha traído al club era algo que nos hacía falta".

Canó no sólo sabe jugar de la manera correcta, sino que también sabe jugar cuando hay mucho de por medio.

En nueve años con los Yankees, Canó aprendió de figuras como su compañero de la doble matanza Derek Jeter, y aprendió cómo manejar la presión que viene con 51 partidos de postemporada en siete participaciones.

"Cuando juegas en Nueva York, todos los días se vive este ambiente", dijo Canó acerca de la presión de jugar en un estadio a toda capacidad para un juego importante. "Siempre está lleno, especialmente cuando te mides a Boston. Así se ha sentido aquí".

Por su parte, el receptor Mike Zunino manifestó lo siguiente acerca de Canó: "Ves algo nuevo de él todos los días y te preguntas, '¿También puede hacer eso?'". El talento solamente te lleva hasta cierto punto, y luego la parte mental te lleva a ese alto nivel. Eso es lo que lo hace un gran jugador".

Eso era con lo que los Marineros querían contar cuando firmaron a Canó en diciembre.

Y eso es con lo que han contado en esta temporada.